Los entrañables lazos de amistad que unen a las gentes de Anaka y Jaizubia, tienen cada año su refrendo en el encuentro gastronómico que reúne a los mandos de las Compañías que representan a cada uno de los Barrios en sus respectivos Alardes.

Las reuniones son alternas y en esta ocasión los anfitriones fueron los anakatarras. Para esta edición contaron con la inestimable ayuda de la Sociedad Monte Jaizkibel, y su presidente, el popular "Curro".

Algunas de las imágenes dan cuenta de quienes estuvieron en los fogones y los que se pusieron un mandil para salir en la foto.


 

 

 

 

 

 

 


 24 MARZO 2013