Las cantineras de los Alardes de Irun y Hondarribia no siempre posaron o desfilaron con barrilito y abanico. En ocasiones se mostraron con otros artilugios.

 

Añoramos aquellas cantineras que en el Alarde de Irun, hasta el año 1959, lo hicieron sentadas en el armón de Artillería. Pero también hubo otras que se dejaron ver de forma más que notable y contundente, incluso portando armas.

 

En su favor podíamos añadir que no se trata de ninguna excentricidad y que los nuestros fueron siempre y serán unos alardes de armas. Por eso, algunas cantineras, muy convencidas de ello, en un momento determinado no dudaron en cambiar abanico por escopeta.

 

En otras ocasiones, dependiendo de las modas, exigencias del fotógrafo de turno, por imperativo de la unidad a la que pertenecían o en circunstancias especiales, se adornaron de forma variada.

Las fotos que presentamos son una prueba de ello.

 

En la foto de la izquierda vemos a

Dolores Peña, cantinera de la Compañía

del Barrio de Anaka en 1919 posando con abanico,

barrilito y un coqueto cestillo.

La foto de la derecha muestra a Josefa Lekuona,

cantinera de la Compañía del Barrio de Meaca el año 1912

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1952 Cantinera sentada en el armón de artillería en el Alarde de Irun. A partir de 1959 desfiló a caballo.

 

 

 

 

 

 

<---Cantinera en 1920.

...con un barril de respetables dimensiones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Año1909 --->

Cantinera del Sporting

Paula Tokizabal

Sustituyó, al menos para la foto, el barrilito por un balón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<--- Año 1920

Mercedes Emparan

La foto no permite ver con claridad qué es lo que sujeta con su mano izquierda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el Alarde de Hondarribia, con abanico y ramo de flores.

 

 

 

<--- 1910

Casilda Olazabal, portando un precioso cestito.

Cantinera del Barrio de Behobia

 

 

 

 

1924 --->

Fausta Sagarzazu

Arrantzale Gazteak

Hondarribia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Insólita estampa de 1926

La cantinera de Beti Gazte acompañada por los alabarderos.

Se cuenta que los componentes de la compañía estaban enfrentados por un tema relacionado con las traineras y tuvieron problemas a la hora contar con un número mínimo de soldados.

 

(Foto: Fondo fotgráfico J.M.Castillo)