En los últimos años viene siendo habitual que algunas fechas después del día de San Marcial, la Juntas de Mandos y del Alarde de Irun convoquen a los capitanes y jefes de unidad a una reunión de valoración.

Algo parecido hicieron los organizadores del Alarde del año 1919,  quienes además habían establecido previamente conceder un premio a la compañía del Alarde que "mejor se presente, mejor se porte, tenga más marcialidad y haga con más precisión y exactitud los movimientos".

Se trataba de revitalizar nuestro Alarde que debido a la primera guerra mundial, había dejado de celebrarse los cuatro años anteriores.

Y el premio fue para los representantes de Anaca. Nada menos que 200 de aquellas pesetas que recayeron en la Compañía del Barrio de Anaca, y que recogió el que fue su capitán aquel 30 de junio de 1919, D. Luis Rodríguez Rodríguez.

 

No nos hemos equivocado de fotografía. La que reproducimos corresponde a Luis Rodríguez, ataviado como general del Alarde en 1947 (ya lo había sido anteriormente en 1913 a la edad de 27 años).

Desconocemos las circunstancias que llevaron al bueno de Don  Luis a capitanear nuestra Compañía. Lo que sí sabemos por los datos que hemos consultado de años posteriores  es que Anaca  estuvo casi siempre muy mermada de efectivos.

 

Sin lugar a dudas lo que le llevó al Sr. Rodríguez a tan sabia decisión fue su amor por el Alarde. Por la hoja de servicios que él mismo presentó al Ayuntamiento en 1967, hemos sabido de los diferentes puestos que ocupó en el alarde desde 1901: soldado de las compañías Bidasoa y Anaca, músico de la Banda, ayudante de caballería, comandante, hachero y, como hemos apuntado anteriormente, general en 1913 y 1947.

Para conocer un poco más al que fue nuestro Capitán hemos recurrido al blog de Josefa Mª  Setién, del que nos hemos permitido extraer los siguiente párrafos:

 

"Señorito de pueblo, Don Juan trasnochado, medio romántico, amigo de las palomas, a veces gran señor, otras bohemio, solitario, satírico, barojiano y "rishible". Vivía solo. Tenía un viejo perro llamado "Txitxo". Fue futbolista del Racing en 1911, músico de la banda municipal, concejal, colaborador de "El Bidasoa" (utilizaba los seudónimos de "Nicéforo Buscapies" y "Corrocón del Bidasoa"), cronista, contertuliano habitual del Casino, Atsegiña, ...y entusiasta del Alarde".

Con motivo de su nombramiento como General en 1947, él mismo escribió en el número extraordinario de "El Bidasoa": "Tengo hoy la inmensa honra de ser General y el orgullo de haber sido soldado, músico, ayudante, hachero y capitán..." de la Compañía del Barrio de Anaca en 1919 añadimos nosotros.

Falleció en Irun en junio de 1971 a la edad de 83 años.

 


 

 

Hemos de indicar que en 1919 el premio de 200 pesetas era una cantidad considerable. El sueldo medio de un trabajador era de 2000 pta. al año.

Como detalle del precio de las cosas, un ejemplar del semanario "El Bidasoa" de 1919 cuya página reproducimos más abajo, costaba 10 céntimos.

 

 

 

 


Portada de el semanario "El Bidasoa" (Nº 199 de 22/06/1919) en el que se hace referencia al premio establecido para aquella compañía del Alarde que "mejor se presente, mejor se porte, tenga más marcialidad y haga con más precisión y exactitud los movimientos".

El premio fue otorgado el 1 de julio de 1919 a la Compañía del Barrio de Anaca.