En ocasiones no resulta fácil encontrar un título apropiado para nuestros trabajos en esta página. Hemos elegido el de "Atabal" porque hace referencia a un instrumento tradicional de percusión que nuestro protagonista domina como nadie. No es otro que Felipe Izquierdo, aunque pocos conocen que a su nombre de pila le acompañan también Ramón y Gabriel.

Nació y vivió en Anaka durante sus años jóvenes, algo de lo que siempre hace gala. Sus inicios con este instrumento fueron de la mano de su inseparable amigo Joxé Mari Irastorza, al que acompañaba en sus actuaciones al txistu lo mismo que hizo con el entrañable grupo "Los Trankilos" del que fue uno de los primeros músicos. Los años pasan y ahora son muchas las agrupaciones que reclaman los servicios de Felipe en talleres de txilibito y percusión, tanto en Irun como en Hondabirribia donde ahora tiene su residencia. A la vista de alguna de las fotos que acompañan esta presentación, resulta evidente de que tampoco desperdicia ninguna oportunidad de unirse a cualquier evento de música tradicional que se ponga a su alcance.

No conocemos a muchas personas que vivan el Alarde de forma tan intensa, y por partida doble ya que participa activamente en los de Irun y Hondarribia. En el de Irun alterna sus intervenciones entre la Compañía del Barrio de Anaka y Tamborrada,; en Hondarribia con la Compañía Olearso, siempre con su redoble. Pero hubo una época en la que nuestro amigo Felipe lo hizo con sable, concretamente en la actualmente modélica y muy consolidada Compañía Mixta, de la que fue capitán entre los años 1982 a 1991.

En la Compañía del Barrio de Anaka fue uno de los artífices de la renovación musical de forma integral. Sus constantes viajes a Zaragoza, a finales de los noventa, para negociar la adquisición de los nuevos  tambores, sus horas dedicadas a la enseñanza y su participación en la grabación del CD "Las músicas de las Compañías" fueron algunas de las actuaciones que la Asociación Cultural Anaka 1881 tiene muy en cuenta.

En época más reciente, la creación de la "Banda de Pífanos y tambores de Anaka 1881", es otro de los proyectos en los que Felipe Izquierdo ha tenido una intervención destacada. Recordamos como una de sus más reconocidas actuaciones la que tuvo lugar con motivo del "Bicentenario de la segunda batalla de San Marcial", de la que adjuntamos una simpática imagen.

Es posible que su vehemencia a la hora de defender los alardes, su espíritu, sus Ordenanzas y más concretamente las partituras y las correctas formas de interpretarlas, le hayan costado algún que otro disgusto, pero estamos convencidos de que Felipe lo hace siempre basándose en sus conocimientos, en su entusiasmo y en ese cariño que siente por nuestros Alardes.